Translate

martes, 24 de diciembre de 2013

ELUDIR NO ES EVADIR IMPUESTOS

ELUDIR NO ES EVADIR IMPUESTOS

Es mucha la gente que aún hoy piensa que dos términos fonéticamente parecidos y referidos y ligados a la palabra “impuestos” significan lo mismo o algo muy similar, cuando en realidad son dos acciones muy diferentes. Hablo de eludir impuestos y evadir impuestos. Con una definición clara y sencilla de ambas prácticas quedará clara su diferencia, así pues:

La elusión de impuestos consiste en un acto lícito que aprovecha ciertos recursos legales disponibles y vacíos en las normas tributarias existentes para conseguir reducir al mínimo la carga fiscal o para diferir en el tiempo su impacto. La elusión tributaria es una consecuencia que obedece al Principio de Legalidad del Tributo, que dice que si el impuesto debe venir establecido por la ley, entonces un impuesto no puede ser cobrado si la ley no lo ha establecido.

 De aquí podemos decir que surgió el dicho común: “hecha la ley, hecha la trampa”.

Ejemplos de técnicas de elusión tributaria:

- Darle a una situación jurídica “x” el estatus de otra distinta, aprovechando alguna clase de concepto defectuoso, para aplicarle una ley tributaria más benigna.

- Ampararse en una exención tributaria que por una técnica defectuosa legislativa, no había sido prevista para un caso en particular.

- Incluir bienes en categorías cuya enumeración no está contemplada por la ley tributaria, y por tanto su inclusión tributaria es dudosa, para eximirlos de impuestos.

- Creaciones de estructuras fiscales internacionales. (“El factor K”. Aitor Zárate. Espasa Libros S.L.U.)



Ahora bien, la evasión fiscal consiste en el deseo del individuo de no declarar ni pagar los impuestos, por lo que la convierte en una actividad ilegal. Al ser una infracción delictiva puede perseguirse mediante una adecuada fiscalización.

Ejemplos de técnicas de evasión tributaria:

- Cualquier pago por compra o servicio renunciando a una factura con el fin de pagar menos por ello.

- Compra de un bien inmobiliario pagando cierta cantidad de dinero en efectivo al vendedor que no se declarará en la escritura de compra-venta.

En conclusión, la diferencia principal consiste en que la elusión consiste en valerse de estrategias legales para disminuir la carga tributaria y la evasión es el no pago de la obligación tributaria a través de estrategias ilícitas y penadas por la ley con conocimiento y dolo.




Jesús Aragón Rubio.